Ventajas de tener un apilador en su negocio

Cuando una empresa crece, también el stock de su almacén lo hace, por lo que llega el momento de contar con maquinaria para la gestión correcta de la mercancía. Adquirir un apilador es una excelente inversión, que traerá grandes beneficios a los empleados de su negocio, y hoy le contaremos algunos de ellos.

Los apiladores son herramientas para transportar y levantar pallets en almacenes o bodegas; al ser de un tamaño relativamente pequeño, se utilizan con frecuencia en lugares pequeños donde no hay mucho espacio o no cabe un montacargas. Sus ruedas son pequeñas y caben en pasillos angostos, aunque se recomienda que solo se utilicen en suelo de concreto plano.

A diferencia de los montacargas, los operadores de un apilador no necesitan licencia de manejo; sin embargo, es importante brindarles una capacitación sobre la forma correcta de operar, el uso de controles y los procedimientos de seguridad para realizar las operaciones correctamente y sin causar accidentes o dañar la mercancía.

Algunos modelos de apiladores utilizan energía eléctrica, lo que permite que tengan un funcionamiento más silencioso y cómodo, sin que haya humos tóxicos a causa del combustible. Precisamente por esta cualidad representan un menor gasto de operación y mantenimiento, comparado con la maquinaria de combustión.

Quizás te interese leer: MAQUINARIA DE ELEVACIÓN, INDISPENSABLE EN TODA BODEGA

Otro punto a favor de los apiladores es que son ergonómicos y maniobrables, por lo que el operador no tendrá que levantar la carga manualmente, ni siquiera en los espacios compactos; gracias a su tamaño, el operador tiene una mejor visibilidad al frente, por lo que se reducen los accidentes al transportar la mercancía. Además de reducir las probabilidades de lesiones, los empleados trabajarán de forma segura y su rendimiento incrementará.

Existe una gran variedad de modelos y tamaños de apiladores; dependiendo de sus características, pueden trabajar en diferentes condiciones, por ejemplo algunos soportan la temperatura bajo cero, por lo que son ideales para trabajar en cámaras frigoríficas. Los apiladores autopropulsados pueden levantar pallets, cajas o cestas de forma motorizada y se manejan fácilmente a través de controles.  Otros modelos de apiladores son especiales para el transporte y manejo de tambores, lo que incrementa la seguridad de operación al trabajar con líquidos corrosivos, tóxicos o inflamables.

Los almacenes más pequeños pueden optar por apiladores manuales, que son muy funcionales, ligeros y permiten incrementar la seguridad y efectividad en el trabajo a un costo accesible.

En Montacargas del Valle de México contamos con diferentes tipos de apiladores, por lo que podrá encontrar el modelo que necesita para optimizar las operaciones logísticas de su negocio. Para más información y cotizaciones, contáctenos a través de nuestro formulario, permítanos ayudarle.

Call Now ButtonLLÁMA AHORA