¿Cuándo es momento de cambiar un montacargas?

Los montacargas son vehículos altamente resistentes, están fabricados para realizar tareas pesadas y aunque tienen una alta capacidad de soporte llegará el momento en que tendrá que ser cambiado por uno nuevo.

Cuando ese día se acerque el montacargas presentará una serie de señales que el operador debe saber identificar para tomar las medidas pertinentes. Es posible que durante la trayectoria del vehículo éste presente desperfectos, y esto no necesariamente será sinónimo de que debe ser reemplazado, pero lo importante es distinguir entre una avería normal y la falta de mantenimiento, a un estado donde el montacargas debe ser retirado para evitar accidentes.

A continuación le indicaremos cuáles son las principales señales de que ha llegado el momento de cambiar un montacargas.

  • Requiere de continuo mantenimiento: Si bien es cierto que el mantenimiento es clave para tener en buen estado el montacargas, éste suele hacerse de manera periódica, pero cuando el vehículo pasa más tiempo en reparación que en uso es una clara señal de que es momento de cambiarlo. La inversión que se realiza en reparar esas fallas continúas no es redituable para cualquier negocio.
  • Deja de funcionar el motor: puede ocurrir que el motor simplemente ya no encienda o tenga problemas de arranque, cuando presenta problemas no es seguro mantenerlo en funcionamiento ya que se estaría sobre forzando el uso del vehículo. Reparar un motor puede ser muy costoso y además está la posibilidad de que no quede bien.
  • Problemas con la trasmisión: la transmisión es la fuente de potencia que mueve el vehículo, si ésta falla el montacargas dejará de funcionar también. Al igual que en el caso del motor, su reparación implica un gasto importantes, además de que es posible que aunque éste sea reparado en poco tiempo el motor también presente fallas, ya que su vida útil es muy similar, y por lo tanto el montacargas no podría ser utilizado y no sería una buena inversión, por ello si la transmisión se descompone lo mejor es optar por un cambio total de vehículo.
  • Fugas constantes: las fugas pueden presentarse en la batería, los fluidos hidráulicos o el líquido refrigerante y pueden ocasionar falta de energía o sobrecalentamiento del vehículo, lo cual también es muy peligroso.
    Si usted identifica una o más de estas señales en su montacargas ha llegado el momento de pensar en invertir en otro vehículo, no hacerlo podría poner en peligro la seguridad de sus empleados y también implicaría un mayor gasto al estar haciendo pequeñas reparaciones.

En Montacargas del Valle de México podemos ayudarle a encontrar el vehículo que necesita.

Llámenos al 55 8300 55 para conocer la gama de montacargas que tenemos y las facilidades para su adquisición.