Cómo mantener una bodega en orden

Suele suceder que conforme un negocio va creciendo, sus necesidades de almacenamiento de materias primas y/o mercancías vayan incrementándose a la par de ello, ocasionando desorganización en los espacios destinados al resguardo del stock.

Hacer la adecuada gestión de una bodega es de vital importancia para el buen desempeño de una compañía, puesto que no sólo se procura la protección de los objetos guardados, sino que también se facilita la manipulación de estos y se ahorra en el tiempo de su localización.

En pocas palabras, la optimización de almacenes mejora en gran medida el desempeño de un negocio. Sin embargo, en muchas ocasiones las empresas no cuentan con las herramientas necesarias ni el personal adecuado para llevar un buen control de sus bodegas, por lo que esta tarea puede volverse un verdadero dolor de cabeza.

No obstante, esto no significa que no puedan implementarse algunas medidas para comenzar a dar orden a un almacén. Aquí presentamos algunas soluciones prácticas que puede llevar a cabo fácilmente:

1. Contabilizar productos y medir su rotación

Este es el primer paso que tomar en consideración para procurar el orden de una bodega, pues no sólo se tendrá un inventario actualizado, sino que se podrán obtener también las cifras de materiales y/o productos en tránsito que habrán de ser almacenados.

Por otra parte, calcular los tiempos de rotación de artículos también podrá dar una idea de qué cosas colocar más a mano y cuáles pueden ponerse en sitios menos accesibles.

2. Estimar pesos, volúmenes y fragilidad

Este aspecto es de gran relevancia, puesto que no sólo permitirá proteger mejor las cosas almacenadas, sino que desde un inicio resulta útil en la planeación del espacio, puesto que derivado de esto se podrán evaluar necesidades de mobiliario y herramientas de almacenamiento, tales como estanterías, estibas, montacargas, patines hidráulicos, plataformas aéreas, mesas elevadoras, entre otras cosas.

3. Organización y ergonomía del espacio.

Esta medida le permitirá tener un mejor control en las distancias entre cada estantería o lugares de almacenamiento, asegurando el paso cómodo de maquinaria, vehículos, escaleras y trabajadores, según sean las necesidades del negocio.

La planeación en este rubro fomenta, además, la seguridad del personal que estará en el área y evita posibles accidentes que puedan dañar los productos.

4. Seguridad y limpieza.

Aunque se trate de la trastienda, por decirlo de alguna manera, una bodega no debe encontrarse sucia o en lugares susceptibles a factores climáticos extremos o al robo.

La humedad, la ausencia de ventilación y la falta de protecciones como alarmas, cámaras, señalizaciones, rejas, etcétera, son algunos factores que pueden propiciar la pérdida del material resguardado.

Algunas recomendaciones adicionales son la contratación de profesionales en gestión de almacenes, compra o renta de montacargas, y capacitación del propio personal para operación y seguimiento de estas tareas.

En Montacargas del Valle México contamos con venta y renta de vehículos para su almacén, además de refacciones y servicios de capacitación en el manejo de montacargas. Contáctenos al 5583 0055 y conozca las soluciones que tenemos para su negocio.

Call Now ButtonLLÁMA AHORA