Cómo cuidar un montacargas que no está en uso

Uno de los temas más importantes sobre los montacargas, al igual que otro tipo de vehículos de carga y maquinaria industrial, es el cuidado en los momentos de pausa o parada. Hay ocasiones en que las máquinas no se necesitan, o bien, están en paro por alguna circunstancia como una falla en espera de ser reparada; no obstante, cualquiera que sea el caso, es indispensable seguir brindándoles mantenimiento.

Un montacargas que se opera en malas condiciones después de un periodo de paro tiene más probabilidades de sufrir una falla como sobrecalentamiento de los circuitos internos, bajo rendimiento, disminución de la velocidad o de la capacidad de carga, entre otros, debido a factores como la acumulación de polvo y suciedad, la falta de lubricación de las partes móviles, golpes recibidos de forma accidental y otras situaciones que pueden prevenirse.

Entonces, si su montacargas pasará un tiempo en desuso, le recomendamos:

  • Estacionarlo en un espacio limpio, seco, protegido contra la lluvia y, de preferencia, cubierto para que no ingrese polvo o suciedad.
  • Procure que el sitio donde se almacene esté ventilado, pero sin exposición a la luz del sol y, mucho menos, a la lluvia o humedad.
  • Desconectar la batería en montacargas eléctricos para evitar que se descargue o se deteriore. De preferencia, guárdela en una funda.
  • Programe inspecciones visuales del montacargas para verificar el exterior, interior y debajo de la máquina para detectar una posible oxidación, corrosión o cualquier otro daño.
  • Procure usar la maquinaria al menos una vez al mes para que el equipo se caliente y circulen los fluidos de lubricación para mantener en buen estado los cilindros y demás componentes metálicos. Los montacargas de combustión interna se deben usar al menos durante 15 minutos para lubricar el motor y la transmisión y eliminar la humedad en el sistema.
  • Si tiene un montacargas eléctrico, le recomendamos usarlo para verificar el indicador de capacidad de la batería.
  • Verifique el nivel de aceite del motor y otros fluidos indispensables para un buen funcionamiento, y asegúrese de que estén dentro de los valores estándar.
  • Revise el estado de las llantas y asegúrese de que no haya objetos puntiagudos que puedan poncharlas.

Le recomendamos seguir estos consejos para evitar que su maquinaria sufra algún daño en los periodos de paro; si usted aún no cuenta con un montacargas y planea usarlo poco tiempo o solo en circunstancias específicas, la renta es una alternativa que puede considerar para aprovechar al máximo su inversión y ahorrar en mantenimiento.

En Montacargas del Valle contamos con montacargas en venta y renta, además de refacciones y servicio de mantenimiento. Para más información y cotizaciones, llámenos al teléfono:(55) 5583-0055, escríbanos al correo ventas@montacargas.com.mx o a través de nuestro formulario de contacto. Con gusto le atenderemos.

Call Now ButtonLLÁMA AHORA